13 mejores materiales para fregaderos de cocina

Tiempo de lectura: 3 minutos

El fregadero de la cocina es un punto focal de la cocina que se utiliza en la preparación de alimentos, la limpieza y el mantenimiento regular del hogar. Es una necesidad en muchos hogares, ya que sirve como lugar para lavar platos, enjuagar verduras frescas, escurrir pasta y más. Puede usar los lavabos profundos como el lugar perfecto para descongelar carne sin preocuparse por ensuciar o simplemente usar el fregadero de la cocina para remojar los platos con comida pegada, lo que facilita fregar los platos poco tiempo después.

Con la amplia variedad de aplicaciones y usos, es importante ser selectivo con el material del fregadero de la cocina. Algunas opciones de materiales son más duraderas, lo que les permite resistir el uso intensivo en un hogar ajetreado, mientras que otros materiales para fregaderos de cocina se valoran por su acabado elegante que ayuda a mejorar la estética del hogar. Consulte la útil guía a continuación para obtener más información sobre los distintos tipos de materiales para el fregadero de la cocina con una evaluación detallada de los beneficios y desventajas de cada material.

Acero inoxidable

Acero inoxidable

Lo mejor para: asequibilidad, durabilidad y bajo mantenimiento.

La opción más común para el material del fregadero de cocina es el acero inoxidable. Este material es conocido por su resistencia al agua, durabilidad y resistencia a los arañazos, y también suele ser reconocido por su superior resistencia a la oxidación y sus propiedades antimicrobianas. El acero inoxidable es una excelente opción para casi cualquier cocina. Es relativamente fácil de limpiar, resistente al calor y el acabado de acero inoxidable queda muy bien junto con electrodomésticos de acero inoxidable o cromados. Una desventaja del acero inoxidable como material para el fregadero de la cocina es que puede resultar ruidoso al dejar caer platos, ollas, sartenes o utensilios en el fregadero. Más allá de este pequeño problema, lo único de lo que debes preocuparte con el acero inoxidable son las manchas de agua. Siempre que mantenga el fregadero relativamente limpio, el acero inoxidable es la mejor opción para su cocina.

Cobre

Cobre

Ideal para: Propiedades antimicrobianas y un acabado atractivo.

Cuando la mayoría de la gente piensa en fregaderos de cocina, no suele imaginarse el cobre como material. Sin embargo, este material para fregadero de cocina es una excelente opción para mantener limpio el hogar. El cobre también proporciona un atractivo punto focal que ayuda a que el fregadero destaque en la cocina. Es importante tener en cuenta el alto precio asociado a los fregaderos de cocina de cobre, así como la baja durabilidad del material. Si bien el cobre se ve muy bien, es vulnerable a rayones, abolladuras y golpes causados ​​por objetos pesados ​​o afilados, por lo que puede no ser la opción correcta para una casa familiar con niños pequeños.

Hierro fundido esmaltado

Hierro fundido esmaltado

Ideal para: resistencia a las manchas, durabilidad y estilo tradicional.

La alta durabilidad del hierro fundido esmaltado lo convierte en una excelente opción para el fregadero de la cocina. El hierro fundido es un material pesado que no se dobla ni se abolla, aunque es importante asegurarse de que los gabinetes puedan soportar el peso del fregadero sin doblarse ni deformarse. El revestimiento esmaltado del hierro fundido no es poroso y resistente a las manchas, lo que garantiza que el hierro fundido esté protegido del agua, el óxido y la corrosión. Puede encontrar una amplia gama de fregaderos de cocina de hierro fundido esmaltado en una variedad de estilos. Sin embargo, cabe mencionar que la capa esmaltada que protege la base de hierro fundido es vulnerable a astillas o rayones causados ​​por objetos afilados o pesados. Si esto sucede, la capa de hierro fundido quedará expuesta al agua, lo que provocará oxidación y corrosión. Tenga cuidado de colocar los artículos en el fregadero, en lugar de dejarlos caer, y limpie el fregadero únicamente con un limpiador o detergente suave.

Arcilla refractaria

Arcilla refractaria

Ideal para: alta durabilidad, fácil mantenimiento y larga vida útil.

La mejor parte de un fregadero de cocina de arcilla refractaria es que tiene una larga vida útil que durará años de uso regular sin necesidad de reemplazarlo. La arcilla refractaria es un material muy duradero que resiste mejor incluso que el hierro fundido esmaltado. Este tipo de fregadero de cocina es resistente a manchas, rayones y abolladuras, aunque es posible que sea necesario volver a acristalarlo en algún momento, según la gravedad y la frecuencia de uso. Los fregaderos de arcilla refractaria tienen una selección de colores relativamente limitada y requieren una encimera y gabinetes reforzados para soportar el peso de la arcilla refractaria. Este material también tiende a ser más caro que otros materiales comunes para fregaderos de cocina y, por lo general, debe ser instalado por un profesional, por lo que puede que no sea la opción correcta si está buscando una opción asequible.

Acero esmaltado

Acero esmaltado

Lo mejor para: Asequibilidad y resistencia a las manchas.

Con un aspecto similar al del hierro fundido esmaltado, el acero esmaltado es el camino a seguir si intentas guardar más dinero en tu billetera. Este material económico cuenta con las mismas cualidades resistentes a las manchas que el hierro fundido esmaltado, sin la construcción pesada ni el precio más elevado. Debido a la capa de esmalte no poroso que recubre el acero, este material es fácil de mantener limpio y requiere un mantenimiento mínimo. Sin embargo, debe evitar dejar caer objetos pesados ​​o afilados en el fregadero de la cocina si elige acero esmaltado porque este material es susceptible a abolladuras, astillas y rayones. Una vez que la capa de esmalte se daña, el acero se vuelve vulnerable a la oxidación y la corrosión. Asegúrese de limpiar con agua y jabón suave, en lugar de limpiadores químicos abrasivos.

Resina acrílica de superficie sólida

Resina acrílica de superficie sólida

Ideal para: asequibilidad, instalación ligera y personalización.

Fabricado con resina acrílica, este material para fregadero de cocina generalmente se conoce como superficie sólida, aunque existen varias marcas que comercializan este material de manera diferente, como Formica o Corian. Solo tenga en cuenta que los fregaderos de cocina de superficie sólida son sensibles al calor, propensos a rayarse y tienden a tener una vida útil más corta que otros materiales para fregaderos de cocina.

Compuesto de cuarzo

Compuesto de cuarzo

Ideal para: alta durabilidad, resistencia al calor y amortiguación del sonido.

Si las vulnerabilidades de la resina acrílica de superficie sólida o los fregaderos de cocina esmaltados son preocupantes, entonces un fregadero de cocina compuesto de cuarzo es una excelente opción. Este material es económico, pero de alta durabilidad, y está elaborado con una mezcla de piedra natural y resina acrílica en un intento de imitar la apariencia de un verdadero fregadero de piedra natural. El compuesto de cuarzo es muy resistente al calor, las astillas, los rayones y las manchas. El material ayuda a amortiguar los sonidos, por lo que no tendrá que preocuparse por los ruidos fuertes si deja caer un utensilio o una sartén en el fregadero. Este tipo de fregadero también es relativamente fácil de mantener limpio con agua y jabón suave. Sin embargo, debes tener en cuenta que el material resistente no perdona los platos o vasos delicados si se caen al fregadero.

Compuesto de granito

Compuesto de granito

Lo mejor para: Bajo mantenimiento, resistencia al calor, resistencia a los rayones y resistencia a las manchas.

Los fregaderos de cocina compuestos de granito son otra opción creada mezclando resina acrílica con piedra natural. En concreto, el granito natural se mezcla con resina acrílica para formar este material resistente al calor que imita la apariencia de la piedra natural. Este material también es resistente a rayones, astillas, grietas y manchas, con un alto nivel de durabilidad que lo convierte en una excelente opción para cocinas ocupadas. El material también amortigua el sonido de los objetos que caen al fregadero, aunque la cristalería y los platos delicados son propensos a romperse cuando se caen sobre este material. Por esta razón, es mejor colocar los artículos en el fregadero, en lugar de tirarlos o dejarlos caer. Además, antes de instalar un fregadero de cocina compuesto de granito, es necesario asegurarse de que el gabinete y las encimeras estén debidamente reforzados, para que no se doblen bajo el peso.

Latón

Latón

Ideal para: acabado atractivo y propiedades antimicrobianas.

El latón es una aleación de cobre y zinc, por lo que no debería sorprender que este material para fregadero de cocina sea valorado por su apariencia atractiva, pátina natural y propiedades antimicrobianas. También es algo más fuerte que el cobre, aunque ambos tienen un precio elevado. Además, el latón no es un material muy duradero. es vulnerable a rayones, abolladuras, golpes y productos químicos agresivos, por lo que solo debes limpiar el fregadero con agua y jabón suave para evitar desgastar el acabado. Si no te gusta el aspecto de la pátina que se forma en el latón con el tiempo, también deberás sellar el fregadero de latón para mantenerlo protegido.

Acrílico

Acrílico

Lo mejor para: Asequibilidad, bajo mantenimiento y estilo versátil.

El acrílico es un material de bajo mantenimiento que se utiliza habitualmente para fabricar una variedad de estilos de fregaderos versátiles debido a la fácil moldeabilidad del material. Sin embargo, es susceptible a rayones y golpes causados ​​por objetos afilados que se caen o se arrojan al fregadero. Además, las ollas y sartenes extremadamente calientes pueden dañar el acrílico, por lo que deberá asegurarse de que los artículos calientes tengan tiempo para enfriarse adecuadamente antes de colocarlos en el fregadero. A pesar de las desventajas, este material es una opción económica para el fregadero de la cocina. Es fuerte, absorbente del sonido, fácil de mantener limpio y resistente al moho, la suciedad y la mugre. Los rayones menores se pueden reparar con un compuesto pulidor para automóviles, pero aún así se recomienda usar limpiadores suaves, en lugar de cepillos abrasivos y productos químicos agresivos.

China vítrea

China vítrea

Ideal para: diseño minimalista, bajo mantenimiento y resistencia a las manchas.

Si buscas un estilo tradicional o minimalista, la porcelana vitrificada puede ser la solución. Este material se fabrica calentando vidrio y aplicando esmalte de vidrio a porcelana tradicional para aumentar su durabilidad y resistencia. La capa no porosa de esmalte ayuda a mejorar la resistencia a rayones, astillas y manchas, al tiempo que facilita la limpieza del fregadero.

Porcelana

Porcelana

Lo mejor para: Fácil de limpiar, bajo mantenimiento y diseño tradicional.

La porcelana es similar a la porcelana vitrificada, aunque tiene un atractivo más tradicional. Este material se ha utilizado durante siglos para fabricar fregaderos, inodoros y vajillas cociendo piedra de alfarería y caolín a temperaturas extremadamente altas. La porcelana es un material asequible y fácil de limpiar con resistencia moderada a las manchas, el calor y los rayones. Sin embargo, tiende a ser más pesada que la porcelana vitrificada, especialmente si tiene refuerzo de acero o hierro fundido.

Piedra

Lo mejor para: resistencia al calor, larga vida útil y alta durabilidad. Una de las opciones más costosas para un fregadero de cocina es la piedra natural, como el mármol o el granito. La piedra es un material de alta durabilidad resistente a rayones, abolladuras, astillas y al calor. Tiene un atractivo atractivo moderno , sin embargo, es necesario sellar el fregadero de piedra para evitar que el material poroso absorba líquidos y se manche o decolore. Además, es posible que sea necesario reforzar la encimera y los gabinetes para soportar el peso del fregadero de piedra de la cocina.

Elegir el material del fregadero de la cocina

El fregadero de cocina adecuado para su hogar depende de una variedad de factores, que incluyen preferencias personales, diseño estético, durabilidad, mantenimiento, costo, vida útil y resistencias. Hay muchos materiales que funcionan bien en cocinas con poco tráfico, como el cobre, el latón y la resina acrílica de superficie sólida. Estas opciones tienden a ser más vulnerables a daños físicos, como rayones y abolladuras, mientras que materiales como el compuesto de cuarzo o el acero inoxidable cuentan con un alto nivel de durabilidad que los hace ideales para cocinas con mucho tráfico.

Si el costo es un factor principal, optar por materiales más económicos es una excelente manera de ahorrar en un fregadero de cocina nuevo. Considere materiales asequibles, como resina acrílica de superficie sólida, acero esmaltado, acrílico completo y acero inoxidable para el fregadero de su cocina. También es importante tener en cuenta la limpieza y el saneamiento. El cobre, el latón y el acero inoxidable cuentan con propiedades antimicrobianas que ayudan a mantener la cocina limpia y libre de bacterias. Sopese estos factores y seleccione el material adecuado para su hogar.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.9 / 5. Recuento de votos: 1263

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario